«

»

Oct 16 2013

El Santiago Bernabéu

Este fin de semana el Málaga viajará a Madrid para jugar en el Santiago Bernabéu. Este es un estadio mítico del fútbol mundial, uno de los que hay que visitar seas o no del equipo local (al igual que otros grandes estadios).

Hay que reconocer que de pequeño era madridista ya que mi padre es un gran aficionado al Real Madrid y te lo inculcan desde pequeñito. Y creo que mi primer recuerdo futbolístico es en el Santigao Bernabéu… bueno, mejor dicho, mi primer recuerdo es estar en Madrid y no poder asistir al Santiago Bernabéu a ver un partido de fútbol.

Corría el año 1983, a finales de Enero, y nos encontrábamos en Madrid de Viaje de Fin de Curso, cuando los viajes de Fin de Curso todavía se hacían a la Capital. Mi padre, profesor, estaba como tutor en ese viaje y nos llevó con él. Por aquel entonces yo tenía 4 años recién cumplidos y me quedé planchado porque no me quiso llevar al estadio a ver el partido. Y ahora entiendo que cuidando de 20 chavales no puedes atender como debes a tu hijo de 4 años. No sé ni quién jugaba pero me acuerdo perfectamente del resultado: R. Madrid 2 – R.C.D Español 2.

La primera vez que entras a un estadio parece que entras a otra dimensión. Subiendo las escaleras de la grada ves como poco a poco, por el vomitorio, comienza a aparecer un tapete verde y te entra un cosquilleo que nunca olvidas. Y he de decir que la primera vez me ocurrió en el Bernabéu. Desde ese momento he visitado muchas veces el estadio: partidos de liga, de Champions e incluso algún trofeo Bernabéu.

Nunca me podría imaginar que visitaría ese estadio y que celebraría los goles del equipo visitante. Y ese momento llegó con mi Málaga. Era 4 de Febrero de 2001. El equipo de Joaquín Peiró se presentaba en la capital con la ilusión de ganar en un estadio del que pocos puntos hemos sacado los malaguistas. Empezamos perdiendo con un gol de Guti en los primeros minutos del partido pero aquel equipo aguerrido no se amilanó y consiguió el empate a 1 por medio de Mikel Roteta. Y luego llegó el éxtasis con el gol de Dely Valdés que nos ponía por delante. 30 minutos portentosos del equipo obetnían su recompensa. En la grada, en el gallinero y en la parte más alta del estadio me encontraba yo gritando y llorando de alegría por que estabamos tumbando al mismísimo Real Madrid en aquel estadio que tantas veces habia visitado como “Local”. Ahora, como “Visitante” estaba disfrutando de la proeza de David contra Goliat. Poco nos duraba la alegría porque el Madrid nos remontó con dos goles de Raúl antes del descanso. El eterno capitán salvava al equipo como tantas veces ocurría.

Pero no era un partido más. El Málaga jugaba un buen partido y con la Doble D, Darío Silva y Deli Valdés, teníamos mucha mordiente arriba. En el minuto 75 Darío Silva fusilaba la meta de casillas y nos hacía soñar con que ese año podríamos sacar un buen resultado del Bernabéu. Un gol casi seguido de Ivan Helguera nos desbarataba esas ilusiones y nos marchamos a casa con la sensación de casi rozar la gloria. Los 3.000 hinchas del Málaga, que cuentan las crónicas, disfrutaron en la grada y yo con ellos.

Otras veces, las más, ir al Bernabéu es para volver “con un saco de goles” como dice un amigo mío. Eso mismo me ocurrió en el año 2011. Visitamos el Bernabéu y nos metieron 7 goles. Ese partido mejor ni comentarlo. Se habló mucho de si Pellegrini tiró el partido o no. Nos jugábamos la salvación y no era el sitio para perder fuerzas ni efectivos. Con el paso del tiempo Pellegrini obró bien porque supo focalizar los esfuerzos del equipo en otros partidos y nos salvamos, pero para un malaguista en la grada no fue nada agradable.

Pues bien, aquí estamos de nuevo. El sábado nuevo enfrentamiento del Málaga con el Real Madrid en el Bernabéu. La hora, a las 4 de la tarde, idónea para los que quieran puedan viajar allí y verlo en directo. Espero que la marea blanquiazul llene los aledaños del estadio como siempre, disfrutando del ambiente y sin ningún tipo de incidente. Como os imagináis, yo no asisitiré al encuentro pero mi alma estará allí con todos los aficionados malaguistas.

Y de verdad espero que algún día pueda contarle a mis nietos: “Comencé a escribir un blog unos días antes de jugar el Málaga en el Bernabéu y desde entonces nuestro equipo, el Málaga, no sabe lo que es la derrota en el Santiago Bernabéu!”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
×
¿Podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: