«

»

Dic 09 2013

Aficiones Unidas

hermanamiento-soria

El 23 de Mayo de 1.999, en el estadio “Los pajaritos” de Soria, se produjo un hermanamiento espontáneo entre aficiones que perdura en el tiempo. El C.D. Numancia y el Málaga C.F. se enfrentaban, a falta de 5 jornadas para finalizar la liga, buscando conseguir una de las plazas de ascenso a Primera División.

Muchos malaguistas se desplazaron a Soria a animar a nuestro equipo y, lejos de producirse enfrentamientos y problemas entre aficiones, se produjo un hecho histórico que ojalá se produjese más en los terrenos de juego: al final del partido ambas aficiones saltaron al campo y se intercambiaron banderas y obsequios, sellando una amistad que sigue intacta después de muchos años. El partido quedó en empate y al final de temporada ambos equipos subieron a Primera División.

frente_rojillo

Desde entonces cada partido Numancia – Málaga o viceversa se convierte en una fiesta. Yo pude viajar a Soria los dos años siguientes y me quedé prendado de su hospitalidad.

Mi primer viaje a Soria se produjo el 2 de Octubre de 1999. Tras un viaje largo llegamos a medio día a la ciudad y nos desplazamos, varios autobuses, a las afueras de la ciudad. El Frente Rojillo había preparado una gran parrillada con productos típicos de la zona y mucha bebida. Tras el gran festín viajamos al estadio para ver el partido y luego pudimos disfrutar de una ciudad que estaba en plenas fiestas (no me preguntéis qué se celebraba pero nosotros nos unimos a la fiesta). Tras una noche de juerga, a la vuelta, fuimos a ver un R.Madrid-Unicaja que se celebraba en Torrejón de Ardoz.

Por supuesto repetimos la temporada siguiente. El 18 de Febrero de 2001 se enfrentaban de nuevo en Soria. El partido se celebraba el domingo por la tarde pero nosotros viajamos el sábado. Nos tenían preparado de nuevo un buen fin de semana. Primero un partido de voleibol entre Caja Soria y PTV Telecom. Tras el partido fiesta nocturna para culminar el fin de semana festivo con una caldereta en la plaza de Toros al medio día del domingo. Pocas veces he visto nevar y en esa ocasión pudimos disfrutar de una fiesta donde los copitos de nieve hicieron su aparición y donde se agradecía un buen plato de caldereta caliente. Mucho frío pero merecía la pena.

Habréis visto que no que no he comentado el resultado de los partidos. Para mí pasaba a un segundo plano después de haber vivido un enfrentamiento entre equipos de fútbol como una fiesta entre aficiones.

La calidez de su gente puedo reflejarla en una anécdota que me ocurrió tras el partido de voleibol. Marchaba con mis amigos hacia el centro de la ciudad cuando, de repente, veo que ya no están con nosotros. Le pregunto a otros aficionados de Soria que dónde están mis amigos y me dicen que se han metido en varios coches que iban hacia el centro pero que no me preocupe, que me vaya con ellos. De camino paramos a cenar y después de una comida muy buena y amistosa, al ir a pagar, uno de ellos me dice: “tú eres estudiante y yo sé lo que es eso. Hoy te invito yo… solo te pido que algún día hagas tú lo mismo que yo estoy haciendo por tí hoy“. No sé por qué no nos dimos ninguna forma de contactar por lo que si lees esto, muchas gracias y ponte en contacto conmigo!!!

Para mí esto es el fútbol y lo que debe generar: una rivalidad sana donde al final del partido todos se tomen una cerveza unidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
×
¿Podemos ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: